Anderson Silva no sería más peleador de la UFC. Así lo confirmó MMA Fighting, que reportó que el histórico excampeón de peso medio fue dado de baja, por lo que no tendrá que cumplir el resto de su contrato.

El brasileño tenía una pelea adicional en el acuerdo deportivo con la UFC, pero la pelea a finales de octubre ante Uriah Hall habría señalado el final a una ilustre carrera.

Silva perdió por tercera vez seguida vía knockout y cayó por sexta vez en sus últimos ocho encuentros, lo que habría terminado por empujarlo a decir adiós.

Terminando la batalla ante Hall, que Silva había dicho era su última dentro del octágono, el brasileño dejó abierta la puerta a un eventual regreso.

“No lo sé (si fue mi última pelea), primero tengo que regresar a casa y consultarlo con mi equipo, vamos a ver”, declaró en la entrevista postpelea con Michael Bisping.

Un día después, Silva publicó en redes sociales su adiós aparentemente definitivo, con la libertad de firmar con otra agencia de artes marciales mixtas. Una de las principales opciones para peleadores que salen de la UFC es Bellator, la cual parece no ser viable para Silva. 


Scott Coker, presidente de Bellator, declaró la semana pasada que el fichar a Silva no es una de sus prioridades. 


“Tengo mucho respeto por él. Definitivamente es uno de los más grandes peleadores en la historia de las artes marciales mixtas. Realmente no lo he pensado, creo que estoy feliz con cómo se está formando nuestro roster”, declaró a MMA Junkie.

Si se confirma que la pelea ante Hall fue la última de Silva dentro de un octágono, dirá adiós como uno de los más grandes atletas en la historia del deporte.

El nacido en Coritiba sostiene el récord de más victorias consecutivas en la UFC con 16, al igual que el mayor número de defensas del título con diez en fila, siendo campeón del peso medio por casi 2,500 días en fila. 

TE PUEDE INTERESAR:  El TAS dio la razón a la FMF en la desaparición del ascenso del futbol mexicano