El internacional alemán Toni Kroos, jugador del Real Madrid, criticó la
Liga de Naciones y la proyectada superliga y considera que a la postre,
en todas esas nuevas competiciones, los jugadores terminan convertidos
"en marionetas de la FIFA y de la UEFA" para recaudar más dinero.

"A
la postre, en esas cosas nuevas nosotros los jugadores solo somos
marionetas de la FIFA y de la UEFA. Nadie nos pregunta nada", dijo Kroos
en su habitual Podcast con su hermano Felix.

"Si hubiera
un sindicato de jugadores que decidiera sobre estas cosas no tendríamos
ni la Liga de Naciones, ni una supercopa española en Arabia Saudí, ni
un Mundial de Clubes con veinte equipos", agregó.

Kroos
considera que todos esos torneos solo tienen como propósito exprimir las
últimas posibilidades económicas y "también exprimir a los jugadores".

Una
supeliga europea, según Kroos, aunque podría ser interesante
deportivamente, perjudicaría también a los clubes pequeños y aumentaría
la brecha entre ricos y pobres.

Su hermano Felix, que
juega en el Eintracht Braunschweig de la segunda categoría del fútbol
alemán, dijo que la superliga sería un torneo "sin interés y sin
tradición" que para él no tendría significado alguno.