Dele Alli no ha jugado un partido de Premier League con Tottenham desde comienzos de octubre y ha tenido actuaciones esporádicas en la UEFA Europa League.

Es por ello que Tottenham lo dejará salir en la ventana de transferencias invernal, como muestra de respeto a sus cinco años en el club, de acuerdo a The Telegraph.

El medio inglés también reporta que el jugador inglés que sí se quedará en White Hart Lane será Harry Winks, que cuenta con la mayoría de su actividad en la competición europea.

La puerta para la salida de Alli solamente sería abierta en caso de que clubes lleguen a la valorización de Spurs o en caso de que se presente una oferta a préstamo por seis meses, para luego concretar la venta.

El contrato del mediocampista inglés con Tottenham acaba en verano del 2024, y aunque su valor ronda los 50 millones de euros, los londinenses lo dejarían ir por mucho menos.

El anuncio suena alarmas en equipos como el Paris Saint-Germain, que en el verano buscó a Alli vía un préstamo de un año. 

VER MÁS: REAL MADRID HABRÍA RECHAZADO A DELE ALLI

En aquella ocasión, el PSG no logró acordar cifras con Spurs, pero se rumora que estaría dispuesto a desembolsar 5 millones de euros por una temporada.

Confirmación de la mala relación entre club y jugador llegó el jueves, en la victoria ‘Lillywhite’ ante el Royal Antwerp en la UEFA Europa League.

Alli no fue requerido, y cuando Mourinho utilizó sus cinco cambios, abandonó el campo por unos momentos al salir por el túnel. Aunque regresó más tarde, el gesto fue suficiente como para causar una reacción del ‘Special One’.

“No huyamos de la realidad. Un jugador en la banca que se da cuenta con cinco cambios que no es parte de ellos, obviamente que no es un jugador feliz y no esperaría que lo fuera”, apuntó el portugués.