Los Tigres de Ricardo 'Tuca' Ferretti iniciaron su aventura en el Mundial de Clubes dormidos y con muchas dudas pues se vieron abajo en el marcador al minuto 24. 

Kim Kee-Hee aprovechó el buen centro de Yoon Bit-garam desde el tiro de esquina para adelantar al conjunto coreano. 

Fue cuando el equipo mexicano despertó y empezó a dominar el balón con llegadas de peligro. 

André-Pierre Gignac aprovechó el remate de cabeza de Diego Reyes en el área para empujar el balón y empatar el juego al 37'. 

Cuando el primer tiempo parecía llegar a su fin, el VAR tuvo que llamar al colegiado, Esteban Ostojich por una supuesta mano en el área. 

La falta de Kee-Hee fue evidente y se marcó el penal que capitalizó de manera correcta el '10' de los Universitarios de Nuevo León. 


El segundo tiempo fue de 'mero trámite' para los felinos ya que manejaron la esférica a placer y llevando los tiempos del partido. 

Sin embargo, corría el minuto 57 y Bit-Garam sorprendió a propios y extraños al meter un autentico golazo, pero fue anulado por un fuera de juego milimétrico. 

Con este resultado Tigres accedió a la semifinal y enfrentará a Palmeiras; la definición será el domingo en las pantallas de FOX Sports.