El británico Sam Bird (Envision Virgin) había logrado la victoria en Hong Kong, en las bodas de oro de la competición -50 carreras- por delante del suizo Edoardo Mortara (Venturi) y del brasileño Lucas di Grassi (Audi Sport Abt Schaeffler) pero la penalización de 5 segundos lo mueve al sexto lugar y finalmente Mortara es el ganador.



Mortara consiguió el triunfo en una accidentada carrera en la que el ‘Safety Car’ tuvo que salir dos veces en los últimos minutos. El alemán Andre Lotterer (DS Techeetah) perdió el triunfo en los últimos instantes cuando el coche de Bird impactó en la parte trasera del suyo rompiéndole un neumático, lo que le imposibilitó acabar.

Antes, con menos de 18 minutos para el final, el belga Stoffel Vandoorne (HWA Racelab) se detuvo en la pista por un fallo técnico aunque la salida del ‘Safety Car’ le permitió volver a la carrera.