El delantero argentino Rogelio Funes Mori, del Monterrey, aseguró que el principal rival de su equipo son sus jugadores porque
si no hacen las cosas bien, llegarán los reveses.

"El rival
nuestro somos nosotros mismos, si dejamos de hacer las cosas que dice el
Turco" (el entrenador argentino Antonio Mohamed), perdemos; así que
debemos ser inteligentes", aseguró en una rueda de prensa.

Los
Rayados, campeones de liga, suman una victoria y una derrota en par de
apariciones en el torneo Apertura. Según Funes Mori, el conjunto ha
trabajado bien y está preparado para mantener una estabilidad de buenos
resultados.

"Tenemos el sistema de juego que (Mohamed) quiere. El
equipo está preparado para lo que sea, ataca mucho y tenemos que
defendernos bien", indicó el atacante, autor de dos goles en el triunfo
de los Rayados en la victoria 3-1 sobre el Toluca, el pasado 28 de julio
en la primera jornada del campeonato.

Monterrey recibirá al
Santos Laguna el próximo sábado en uno de los partidos más esperados de
la tercera jornada del Apertura, bautizado como torneo Guardianes por la
Liga Mx. Al referirse al duelo, Funes Mori recordó que el rival es de
los más competitivos y tiene una gran rivalidad con el Monterrey.

"Es
una rivalidad linda y estamos preparados, poseemos una de las mejores
delanteras y debemos demostrarlo en la cancha", añadió.

Funes
Mori suma 108 goles con los Rayados y está a 13 de los 121 del chileno
Humberto Suazo, máximo anotador en la historia del equipo.

El
argentino aceptó que está cerca del récord, sin embargo no hará nada
diferente para buscarlo porque su prioridad es dar lo mejor en los
entrenamientos y lo demás llega.

""Estoy cerca pero no me tengo
que volver loco, tengo que hacer las mismas cosas. Es un torneo largo y
no voy a cambiar nada; siempre hay mucho que mejorar", observó.

Funes
Mori es uno de los más de un centenar de futbolistas mexicanos
recuperados de la COVID-19. Al referirse al eso, reconoció que todos
están en riesgo de contraer el virus porque él se cuidó y aún así fue
contagiado, tal vez en una visita con su mujer al mercado.

"Me
cuidé mucho y me tocó cuando empezábamos a entrenarnos; es más difícil
si sucede durante el torneo porque te pierdes varios partidos; hay que
mantener las medidas de protección", concluyó.