Las asociaciones y ligas europeas tienen hasta el 25 de mayo como fecha
límite para comunicarle a la UEFA su planificación de futuro, si se
reanudan las competiciones domésticas o si se dan por concluidas ante la
imposibilidad de hacerlo por la pandemia del coronavirus.

El
máximo organismo europeo ha hecho llegar a las 55 asociaciones miembro
las directrices sobre los principios de elegibilidad para las
competiciones de clubes de la temporada 2020/21.

Para conocer los
equipos que participan en las mismas se debe resolver la actual
temporada, ya sea jugándose o dándolas por terminadas prematuramente,
como ya ha anunciado Países Bajos, por ejemplo.

En este caso, las
federaciones deberán enviar la lista de equipos designados para competir
en las próximas competiciones continentales de clubes.

Según el
documento enviado por la UEFA, el primer punto indica que la admisión
"se basa en el mérito deportivo", por lo que insta a las asociaciones y
ligas "para explorar todas las opciones posibles" para dar un final
natural a los torneos domésticos.

Precisa en el segundo punto,
que antes del 25 de mayo las asociaciones y ligas deberán informar a la
UEFA de su planificación sobre la reanudación de sus competiciones y
comunicar la fecha en la que se volverá a jugar y el formato que se
aplique.

No obstante, indica que mientras se trata de completar
las competiciones nacionales, las asociaciones y ligas pueden "tener
motivos legítimos para poner fin prematuramente a sus competiciones" por
"la existencia de una orden oficial que prohíba los eventos deportivos
para que las competiciones nacionales no puedan completarse o que sea
muy improbable que se completen antes de una fecha que permita completar
la temporada actual a tiempo".

Así mismo, entiende que pueden
existir "justificaciones económicas y financieras específicas que harían
que la reanudación de la temporada" fuera "imprudente" o que "pudiera
poner en riesgo la estabilidad financiera a largo plazo de la
competición nacional y/o clubes".

En el caso de que una
competición no se pueda completar por esas razones legítimas, la UEFA
exige que antes de el 25 de mayo la asociación explique las
circunstancias que justifican dicha decisión y defina los clubes que
participarán la próxima temporada "sobre la base del mérito deportivo"
de la presente campaña.

El máximo organismo europeo señala que el
procedimiento de selección de los equipos "debe basarse en principios
objetivos, transparentes y no discriminatorios. Las Federaciones
Nacionales y Ligas, por lo demás, deben tener la capacidad de decidir
las posiciones finales en sus competiciones domésticas, teniendo en
cuenta las circunstancias específicas de cada competición".

Además
de que "la determinación final de las plazas elegibles para las
competiciones de clubes de la UEFA debería ser confirmada por los
órganos competentes y pertinentes a nivel nacional".

La UEFA
advierte de que "se reserva el derecho de rechazar o evaluar la admisión
de cualquier equipo propuesto por una Federación Nacional en una
competición nacional terminada prematuramente, en particular cuando: las
competiciones nacionales no hayan sido terminadas prematuramente por
las razones expuestas en estas directrices de la UEFA o por cualquier
otra razón legítima de salud pública; los equipos fueron seleccionados
de conformidad a un procedimiento que no fuera objetivo, transparente y
no discriminatorio, de modo que los clubes seleccionados no pudieran
considerarse clasificados por sus méritos deportivos; existe una
percepción pública de injusticia en la clasificación del equipo".