Antonio Briseño y André-Pierre Gignac fueron señalados tras la victoria de Chivas en el Estadio Universitario.

Ambos jugadores se hicieron de palabras e insultos. Sin embargo, el defensa del Guadalajara habló sobre lo sucedido y comentó que es normal.

“Para todos los que dicen que nos dijimos cosas en la cancha, pues sí, nos dijimos cosas y nos decimos cosas mucho más feas. Gignac es mi amigo, es un tipo que lo apreció y que estuve con él un año. Al final nos dimos un saludo y un abrazo”, compartió “el Pollo” en redes sociales.

“Es parte dé, nos decimos muchas cosas, él también me dijo cosas que no voy a repetir, ni les voy a decir. Que la gente no se enganche y empiece a decir que cómo es posible; es parte del futbol”, finalizó el mexicano.