Mitch Evans pudo ratificar su buen fin de semana en el Autódromo Hermanos Rodríguez, después de llevarse el ePrix Ciudad de México 2020. 

El volante de  Jaguar Racing supo mantener la calma en los momentos clave; sobre todo, en una largada que dictó el camino de Sam Bird y Stoffel Vandoorne. 

Los dos últimos se quedaron sin podio prácticamente en la recta final de la competencia; primero, Sam perdió la recta y terminó en el muro, abriendo la puerta de la alegría a Antonio Felix Da Costa. 

En el caso de Vandoorne, el belga tuvo problemas con parte de la publicidad que se coló a su monoplaza.

Así, Evans puso nervio a una naciente campaña de Fórmula E 2020, con el siempre pletórico Hermanos Rodríguez y sus entregados fans.