Manchester United ganó 2-1 a Lask en Old Trafford, 7-1 global, para clasificarse a cuartos de final de la UEFA Europa League y enfrentar a Copenhague en Alemania.

Ole Gunnar Solskjaer guardó a todos los titulares para darle actividad a los demás en el plantel.

El primer tiempo fue mejor el conjunto visitante con varias llegadas al arco, con Sergio Romero implecable bajo el arco. 

Para el segundo tiempo, Philipp Wiesinger sorprendió a propios y extraños con un tiro colocado en el ángulo luego de un rebote en un tiro de esquina. 

No pasaron ni dos minutos y Jesse Lingard aprovechó un error para empatar el partido. 

Cuando parecía que la visita se iba ir del 'Teatro de los Sueños' con el empate parcial, apareció Anthony Martial, que entró de cambio, para anotar luego de una pared magistral con Juan Mata y así, clasificar a la siguiente fase.