Menos de una semana después de la obtención del título de La Liga número 34 en la historia del Real Madrid, y tras haber caído en casa ante Osasuna, el Barcelona buscaba reponerse del duro golpe al enfrentar al Alavés. 

Las palabras de Lionel Messi tras la derrota, donde urgió un cambio de ánimo y esfuerzo, parecen haber calado hondo, ya que los Blaugrana golearon 5-0 con dos tantos del argentino. 

“Más allá de la situación era un partido difícil por lo que nos tocaba jugar, porque ya estaba todo definido”, explicó el capitán del Barça . “La actitud del equipo y el compromiso es el camino a seguir. Ahora nos vamos con esta sensación que es buena”

Las anotaciones de Messi al 34’ y 75’ de este domingo incrementan su ventaja en la tabla goleadora a 25 tantos, por 21 de Karim Benzema, quien tiene un partido menos. 

Para el argentino, el posiblemente conseguir un histórico séptimo Pichichi no es importante, ya que la autocrítica previo al partido de vuelta de octavos de final ante Napoli es lo principal para mejorar. 

“Eso es secundario. SIempre digo que los premios individuales son siempre lo de menos. Me hubiese gustado que vaya acompañado de la liga como en otros años. Pase lo que pase está bien”, sentenció. 

TE PUEDE INTERESAR: Una manita para decir adiós: Paliza del Barcelona al Alavés