Carlos Tevez habló de la gran victoria de Boca Juniors ante Tallares en Córdoba y aseguró que junto al resto del plantel se habían propuesto no pensar en que River ya había ganado su partido y estaba transitoriamente a seis puntos.


“Antes del partido les dije a los muchachos que no le podíamos fallar a la gente. Yo quiero ganar hasta al ping pong”, dijo Carlitos, autor del segundo tanto de la victoria ajustada en Córdoba.

Cuando Martín Liberman y Gustavo López hablaron de lo que se esperaba de Boca a nivel juego y del camino a recorrer para llegar al juego que le gusta a Migue Ángel Russo, Tevez sonrío y dijo: “Están a tres puntos nada más”.

Para cerrar el diálogo con Juego Sagrado, el Apache aseguró que está “donde quiere estar” y que está “volviendo a ser feliz”, algo que deseaba la nueva dirigencia de Boca.