La Real Sociedad pretende abrir Anoeta a mil espectadores, el
máximo que permite el Gobierno Vasco, para asistir al partido de la UEFA Europa League contra Napoli, el próximo 29 de octubre.

El
presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, ha anunciado, en una
rueda de prensa, que el club se mantiene en contacto con el Gobierno
Vasco para acordar las condiciones en las que el público accederá a
Anoeta por primera vez desde el inicio de la pandemia.

La
UEFA, a diferencia de La Liga, permite el acceso limitado de público a
los estadios, siempre de acuerdo con las normativas vigentes en cada
país o comunidad autónoma.

En el caso de la región Euskadi, la orden vigente
actualmente permite la entrada a espectáculos deportivos al aire libre
de un máximo de mil personas, una norma que la Real pretende aplicar
para reiniciar la vuelta de público a su estadio.

La
intención de la Real Sociedad choca con el criterio del Consejo Superior
de Deportes (CSD), que la semana pasada remitió una carta al presidente
de la UEFA, Aleksander Ceferin, para advertirle de que el Gobierno
español no permitirá el acceso de espectadores a grandes competiciones.

El comunicado de UEFA hace unos días respecto a la apertura a la afición a los estadios: