La MLS pospuso el segundo partido del torneo con
el que reanudará su temporada, después de que cinco jugadores de
Nashville dieron positivo por COVID-19.

El encuentro entre Nashville y Chicago estaba programado inicialmente
para el miércoles. La liga indicó que dos jugadores de Nashville dieron
positivo la semana pasada y tres mas fueron confirmados el lunes en la
noche.

Cuatro jugadores más recibieron resultados no concluyentes y
necesitan de más pruebas.

La liga informó que seguirá evaluando la participación de Nashville en el torneo, denominado “MLS Is Back”.

Es el segundo día consecutivo que los resultados de las pruebas ponen
en duda la participación de algún equipo. El FC Dallas se retiró del
torneo el lunes a raíz de que 10 jugadores y un entrenador dieron
positivo.

El torneo aún está programado para comenzar el miércoles con el partido entre Orlando City y el Inter de Miami.

La semana pasada, el FC Dallas anunció que seis jugadores dieron
positivo al llegar a Florida para el torneo y el equipo completo fue
puesto en cuarentena. Como resultado de esto, se pospuso su primer
encuentro del jueves ante los Whitecaps de Vancouver.

Con el retiro de Dallas, la MLS modificó el calendario para el torneo
de un mes y que se disputará en un complejo deportivo en Orlando, Florida.

El martes
anunciaron otros dos cambios en el calendario. El duelo entre Toronto y
el DC United del viernes fue aplazado al sábado debido a que el equipo
de Toronto llegó a Florida recién el lunes.

Con el cambio del encuentro entre Toronto y DC United, la liga cambió
la hora de inicio del duelo del viernes entre Seattle y San José de las
10:30 de la noche en el este de Estados Unidos a las 9 de la noche. En
este momento es el único partido programado para el viernes.