El precandidato a la presidencia del FC Barcelona Joan Laporta explicó
que su equipo directivo calcula unos ingresos de 650 millones de euros
para este curso como máximo, un 15% menos de los previstos por la junta
anterior (791).

"Los tres pilares de nuestro plan de acción será
la reorganización y la reducción de la deuda, el control de los gastos y
la maximización de los ingresos", añadió Laporta en la presentación de
su proyecto económico.

Además, anunció que si él es el presidente
escogido por los socios hará "una auditoría para conocer la deuda
exacta del club, su naturaleza y la situación de tesorería".

Respecto
al presupuesto de la temporada 2021-2022, Laporta dijo que su equipo
calcula que se conseguirán "un 65% de los ingresos pre-COVID porque ya
podrán entrar espectadores en el Camp Nou".

En la presentación le
acompañó Jaume Giró, responsable económico de la precandidatura y
director general de la Fundación Bancaria La Caixa entre 2014 y 2019,
quien explicó que "el problema del Barça no es únicamente el COVID-19
porque el Bayern de Múnich y el Real Madrid han tenido unos resultados
netos mejores que el Barça en los últimos años".

Así, Giró consideró que este curso podría finalizar para el Barça "con unas pérdidas de 150 millones de euros esta temporada".

Para
revertir esta situación el responsable económico del equipo de Laporta
dijo que el objetivo "es conseguir beneficios para tener una economía
sostenible capaz de preservar el modelo actual del club".

Son
tres los ejes propuestos por Giró para lograr este objetivo: "un plan de
contención de los gastos de gestión operativa hasta el curso 2022-2023,
que las planificaciones deportiva y económica vayan de la mano, y dos
emisiones de deuda para aligerar las tensiones de tesorería y obtener
liquidez".

En la primera de ellas, dirigida a los socios y
aficionados "se abriría la posibilidad de que pudiesen hacer
aportaciones económicas de forma voluntaria a cambio de un tema
relacionado con el 'merchandising' que estamos trabajando".

La
segunda se trataría de "una emisión de bonos regulada por el mercado con
un plazo de devolución de cinco años que puede interesar a gente
profesional".

También participó en la presentación Àlex Barbany,
miembro del equipo económico de Laporta y miembro del comité de
dirección de la consultora CBRE España, quien aseguró que "el Barça debe
asumir que más allá de competir en los terrenos de juego compite con
las otras ofertas de entretenimiento".

Y anunció que la nuevas
líneas de negocio del club serán los patrocinios; las Barça Academies,
el Barça Experience Centre (red de locales azulgranas en las principales
capitales); los eSports; la fusión deporte-tecnología-salud (mediante
el Barça Innovation Hub y el Barça Studios) y el Espai Barça.

En
relación con este aspecto, el precandidato Laporta explicó que no
malvenderán "activos con el 'Barça Corporate' pensando en el corto plazo
porque debe pensarse en los activos del club a largo plazo". Así,
añadió que este es un proyecto "que se debe estudiar detalladamente".