El precandidato a las elecciones del FC Barcelona Joan Laporta
(Barcelona, 1962) considera que a diferencia del resto, él cuenta con la
credibilidad de Leo Messi para convencerle de su continuidad en el club
azulgrana.

Según explica el expresidente en entrevista con EFE,
el jugador argentino sabe que todo lo que él le ha dicho lo ha cumplido.
Además, Laporta cree que el tema económico no va a ser un inconveniente
para que Messi siga en el Barça.

Pregunta: ¿Cree que esta precampaña es más relajada que otras que usted ha vivido?

Respuesta:
La vivo con mucha seguridad y con la convicción de que tengo un gran
equipo de campaña. Tengo una sensación de seguridad similar a la de
2003.

P: Algunos de sus rivales dicen que no tiene proyecto, que
solo está usted detrás de él y que se presenta como una especie de
superhéroe con capa que va a salvar al Barça.

R: Respeto todo lo
que digan, pero no voy a entrar en descalificaciones. Lo que interesa es
hablar de lo que le conviene al Barça: revertir la situación económica
que nos vamos a encontrar, que desgraciadamente será muy mala, y saber
devolver la autoestima al barcelonismo. Son nuestras dos prioridades.

P: ¿Y qué le preocupa de la situación deportiva?

R:
Se debe motivar al equipo técnico, a la plantilla y a la secretaría
técnica e intentar mejorarlos si no hay una progresión en los resultados
del equipo. Pero tanto el equipo como el entrenador tienen margen.

P: ¿El 25 de enero aún habrá tiempo para revertir la situación y optar a ganar títulos esta temporada?

R:
Sí, creo que se pueden ganar títulos si el equipo coge el ritmo como el
otro día en Valladolid. Así aspiramos a todo. Si miramos la plantilla
del Barça está llena de grandes jugadores. Se trata de que encuentren el
ritmo, el equilibrio y los automatismos necesarios. Supongo que el
cuerpo técnico está trabajando en esta línea.

P: ¿Considera que el problema también es mental a causa de las decepciones que se han acumulado durante las últimas temporadas?

R:
Precisamente el cambio creo que tiene que venir mediante la motivación,
se debe devolver la alegría al barcelonismo. Y aquí incluyo a los
equipos de fútbol y a las secciones. Todo lo que desencadenaron los
resultados deportivos de la temporada pasada, los cuales finalizaron con
un voto de censura como crítica general a cinco años en los que no se
trabajó bien influyó en los equipos profesionales del Barça. Para mí el
presidente que salga de las urnas debe ser uno con un liderazgo fuerte y
una junta directiva que marque las líneas a seguir para devolver la
tranquilidad. Este es nuestro modelo de club.

P: ¿Usted tiene la percepción de que Messi tan solo va a continuar si el proyecto que llega es fuerte?

R:
Sí, ayudará mucho que Messi vea que el proyecto presenta un equipo muy
competitivo. Eso es lo más importante para él. Y en este sentido tengo
una ventaja comparativa respecto al resto de precandidatos: la
credibilidad de Leo. Sabe que todo lo que le he dicho siempre lo he
cumplido, así me lo ha hecho saber. Quiero ser presidente del club para
hacerle una propuesta deportiva y económica con la que él se sienta a
gusto y consiga que el Barça vuelva a tener una relación de éxito con la
'Champions'.

P: En su presentación como precandidato explicó por
encima que Massimo Moratti, el expresidente del Inter de Milán, le
llegó a ofrecer 250 millones de euros por Messi, más que los 150 de su
cláusula de rescisión de entonces.

R: Ofrecieron 250 porque yo no
me movía del "que no se vende Messi". En un ámbito privado, en el que
estábamos cuatro personas, Moratti me explicó que tenía mucho interés en
ficharle y estaba dispuesto a hacerme una oferta muy importante. Esto
fue en 2006 y sabíamos que Messi debía ser la piedra angular del Barça
de los siguientes años. Durante mi presidencia tuvimos muchas ofertas
por Messi y siempre nos negamos. Nunca quisimos mostrar ni una grieta en
nuestro posicionamiento respecto a Messi. Tenerlo nos propició muchos
éxitos deportivos, pero también mejorar la situación económica del club y
dejar un legado deportivo, económico y social que creo que es el mejor
que se ha dejado en un club de fútbol en la historia.

P: Teniendo
en cuenta la situación económica actual del club, ¿Messi puede seguir
cobrando 100 millones de euros brutos por temporada?

R: Cuando
entre en el club lo veré. Pero pienso que el tema económico no va a ser
un inconveniente para que siga porque hay fórmulas y Leo estará en
disposición de ayudar.

P: ¿Considera que Messi aporta unos recursos económicos al club superiores a los que este se gasta en él?

R:
Pienso que sí y es así. He tenido la experiencia de vivirlo en directo
durante muchos años. De los ingresos que el club genera Messi tiene una
parte importante de mérito. Los patrocinadores y las giras tienen
presente en sus propuestas la presencia de Messi en el equipo.

P: ¿Sentarse a hablar con Messi es una de las primeras cosas que usted hará si es presidente?

R:
Cuando sepa lo que le puedo ofrecer según las posibilidades económicas
del club le haré una propuesta económica y deportiva que él pueda
valorar. Lo que sí tengo claro es que si se la hago, al menos la
considerará y tendrá el ánimo de contemplarla favorablemente.

P: En estas elecciones no aparece el sello del candidato continuista. ¿Hay un cambio de paradigma en ese sentido?

R:
Hay cierto cambio de paradigma, pero hay precandidatos que sí
representan el continuismo de una manera indirecta y otros que lo
querrán representar. En cualquier caso sí es cierto que hay un cambio de
paradigma porque no hay un precandidato que salga de la junta
continuista. De todas maneras, hay precandidatos que han estado en la
junta que nos ha llevado a una situación mala a causa de una mala
gestión. El Covid la ha agravado, pero la mala gestión era previa.

P:
En una reciente entrevista con EFE Víctor Font dijo que a él le puede
votar cualquier socio y a usted tan solo los 'laportistas'. ¿Qué le
parece esta afirmación?

R: No quiero comentar este tipo de
cuestiones. Todos tenemos que centrarnos en pasar el corte de firmas y
yo estoy encantado de que haya muchos 'laportistas' que me voten.
Entiendo que habrá muchas personas que verán bien nuestra propuesta
porque se basa en haberlo hecho antes. Pienso que la experiencia es un
grado en este momento y nosotros la tenemos y estamos más que preparados
para darle la vuelta a la situación. Lo afronto todo con optimismo, con
actitud positiva, no vamos a entrar en descalificaciones con el resto
de precandidatos y no vamos a participar del catastrofismo ni del
victimismo. Nuestra vocación de servicio al club nos lleva a afrontar
este proceso electoral y, si ganamos, afrontaremos la reversión de una
situación que se debe cambiar lo antes posible por el bien del club para
que continúe en una línea como cuando yo era presidente. Entonces era
una referencia a nivel mundial en el aspecto deportivo, económico y
social. En eso estamos, y lo vamos a hacer con humildad y generosidad,
con determinación y valentía.