El Borusia Dortmund volverá este lunes a los entrenamientos, aunque sólo
de forma limitada, para la preparación física y sólo por parejas, para
recuperar cierta normalidad pese a la crisis del coronavirus, que ha
obligado a suspender la Bundesliga.

Así lo ha explicado en el
canal de televisión especializado Sport1 el internacional alemán Emre
Can, aunque el club no lo ha hecho público.

Replicando la
estrategia de su gran rival en la Bundesliga, el Bayern de München, los
jugadores del Dortmund han pasado dos semanas y media confinados (para
descartar una infección) y ahora van a reanudar la actividad física por
parejas, limitando así las posibilidades de contagio.

VER MÁS: RECOMIENDAN A LA BUNDESLIGA ALARGAR LA SUSPENSIÓN

"Creo que
seguiremos haciendo lo que estuvimos practicando en las últimas dos
semanas", comentó Can en referencia al plan físico que les preparó su
entrenador, Lucien Favre.

Estas tablas incluyen ejercicios con
máquinas de pesas, de correr y bicicleta estática, explicó Can. "No se
puede hacer mucho en estos momentos", dijo en centrocampista.

Los
jugadores del Dortmund han renunciado a parte de su salario durante la
crisis del coronavirus y el club, el único que cotiza en bolsa de la
Bundesliga, ha subrayado que no contempla la opción de la reducción de
jornada por la crisis.

"Me gustaría volver a jugar mañana. Pero sé que no es posible", reconoció Can.