Contrario a lo que pasó en Jalisco, Puebla no dio autorización para abrir las puertas de su estadio.

El gobernador de la entidad, Miguel Barbosa, dio a conocer que continuarán con una reapertura prudente, por lo que no está considerado el Estadio Cuauhtémoc.

Ante ello, el partido entre Puebla y León de los cuartos de final del Guard1anes 2020 el próximo miércoles se disputará a puerta cerrada.

En la última actualización del gobierno estatal, se anunciaron que hay 834 casos activos de COVID-19 en 51 municipios, por lo que no ven viable la reapertura del inmueble para la Liga MX.