Dele Alli, futbolista del Tottenham Hotspur, ha sido sancionado con un
partido de suspensión por burlarse del coronavirus en una publicación de
Instagram.

El jugador publicó hace meses un vídeo en el que
aparecía burlándose del coronavirus y riéndose de una persona asiática
en un aeropuerto.

La Federación de fútbol inglesa (FA, por sus
siglas en inglés) ha decidido sancionar a Alli, de 24 años, con un
partido de suspensión y 50 mil libras de multa. Además, tendrá que
asistir a un curso educativo.

Alli se perderá de este modo el
encuentro que el Tottenham disputará con el Manchester United el próximo
19 de junio y que supondrá la vuelta a los terrenos de juego de ambos
equipos después de que la Premier fuera suspendida el pasado mes de
marzo.

"El jugador del Tottenham Hostpur negó que su publicación
fuera en contra de las normas de la FA, al insultar, proferir
improperios o desprestigiar el juego, constituyendo un inclumpimiento
agravado, definido en las reglas de la FA, ya que incluía una
referencia, expresa o implícita a la raza, el color, el origen étnico o
la nacionalidad", dijo la FA en un comunicado.