El Real Madrid ha vuelto a sufrir de manera importante para sacar los tres puntos ante el Huesca, equipo que ocupa la última posición de la tabla en el campeonato español y que está prácticamente condenado a descender.

Un primer tiempo en el que los locales arrancaron más insistentes, pero sin encontrar el gol, el cual llegaría apenas en el arranque del complemento.

Y es que apenas iniciaba la segunda mitad cuando el Huesca ya avisaba con un balón al travesaño de Mikel Rico.

Un minuto más tarde, Javi Galán inauguraría el marcador tras un buen contragolpe local que terminaría con el balón en el fondo de la redes de la meta de Courtois.

La reacción del Real Madrid no tardaría mucho en llegar, y al 55' Raphael Varane aprovecharía el cobro de falta de Benzema que pegó en el larguero, para empujar de cabeza el balón y poner el 1-1 en el electríonico.

Un duelo de atajadas de ambos arqueros terminaría con un cierre de partido dramático, en el que los Merenges buscaban a toda costa la victoria mientras el Huesca daba sensación de peligro en la contra.

A seis minutos del final, sería de nueva cuenta Raphael Varane el encargado de dar los tres puntos al conjunto blanco, aprovechando un nuevo rechace tras remate de Casemiro para definir a placer a puerta abierta.

De esta manera, los de Zidane llegan a 43 unidades, colocándose momentáneamente como sublíderes de LaLiga, a espera de lo que Barcelona pueda hacer ante Betis.