La Sociedad Deportiva Eibar ha anunciado que los jugadores
del primer equipo iniciarán los entrenamientos individuales el próximo
sábado en las instalaciones de Atxabalpe (Arrasate).

El
club ha informado, en un comunicado, de que los futbolistas y los
miembros del cuerpo técnico y médico, así como el personal del club que
vaya a estar en contacto con la plantilla, se someterán este miércoles a
las pruebas médicas establecidas por los protocolos de seguridad
elaborados por La Liga y el Consejo Superior de Deportes, que prevén
pruebas de COVID-19 para todos los implicados.

El Eibar
ha hecho este anuncio el mismo día en el que los jugadores y el cuerpo
técnico han expresado sus reservas ante el comienzo de la competición,
con un comunicado en el que han admitido sentir "miedo" a contagiarse e
infectar a sus allegados.

El comunicado de la plantilla
del Eibar, que se ha elaborado y difundido al margen del club, exige
"garantías" para poder volver a los entrenamiento y la competición con
seguridad, al tiempo que subraya que se trata de una actividad en la que
no podrán "cumplir la primera recomendación de todos los expertos, el
distanciamiento físico".

El club no ha hecho referencia
alguna a la posición de los jugadores y el cuerpo técnico y se ha
limitado a informar de que todas las sesiones individuales, que
arrancarán el sábado, se llevarán a cabo en las instalaciones de
Atxabalpe, que hoy han sido sometidas a un "exhaustivo proceso de
desinfección tanto de las superficies como del ambiente, mediante
técnicas de pulverización y nebulización".

El Eibar ha adquirido varias máquinas de ozono para la desinfección de sus instalaciones, precisa el comunicado.